Gastronómiah

Gastronomía alternativa y cotidiana

Wednesday, February 21, 2007

I.- Puntos de vista. II.- Variedad. III.- Belleza femenina 6. IV.- Belleza femenina 7.

I.- Después de un mes de vacaciones, se viven distintos regresos: unos abruptos –el trabajo, la ciudad, la rutina-, otros graduales, como té que se enfría de a poco, y otros que simplemente se postergan hasta cierto momento, oportuno o no, como volver a escribir en el blog.
La tranquilidad bajo una parra en Punta del Este, ciudad de hortensias, hibiscus y agapantos, quedó en el pasado.
Pero mi mirada de turista todavía no se apagó en Buenos Aires; aunque ya sufro sus penurias urbanas, aún puedo ver sus bellezas. Como el carnaval resucitado en las murgas porteñas; vi menos de las que pensaba porque anduve enfermo, pero febrero aún no terminó...

II.- La excusa del blog es la gastronomía cotidiana, así que más que de la ciudad de hortensias, hibiscus y agapantos, se supone que tendría que hablar de la ciudad de pamplonas, chotos y martín fierro. No comí demasiados frutos del mar, con los chicos la mejor opción era una parrilla que me quedaba cerca y que tenía juegos inflables, muy buen asado y precios acordes a los nuestros. Si te ibas más para la península, te cobraban el doble y la calidad era menor...
El vino fino obviamente está más caro (qué bueno el tannat) pero no entiendo por qué está también cara la cerveza. Pilsen, Patricia, Zillertal, que acá tengamos más variedad no quiere decir que tengamos mejor cerveza.
El vicio matero lo fogoneé con Sara y Canarias, traje algo de provisión para variar las nuestras. Qué tema las yerbas, cómo varía la calidad de las distintas partidas de la misma marca. Como con casi todo, lo mejor es ir variando.

III.- "Fijamos una cita y, cuando creíamos –por la descripción hecha o el recuerdo personal- ir a ver al hada Viviana, nos encontramos –tal vez sin que haya cambiado- con el Gato con Botas. Aun así, le damos cita para el día siguiente, pues no deja de ser ella y a quien deseábamos era a ella. Ahora bien, esos deseos de una mujer con la que hemos soñado no hacen absolutamente necesaria la belleza de determinado rasgo preciso. Esos deseos son sólo el deseo de determinada persona: vagos como perfumes..." (Marcel Proust, En busca del tiempo perdido IV – Sodoma y Gomorra).

IV.- "Ayudándose con las rodillas, trepó por el cuerpo de K con la boca abierta; K la miró consternado, ahora que estaba tan cerca notó que emanaba de ella un olor amargo y excitante, como a pimienta. Ella tomó la cabeza de K. la dobló sobre su hombro y le mordió y le besó el cuello, llegando a morderle también los cabellos.
–La ha sustituido por mí –exclamaba ella-, ve, ¡la ha sustituido por mí!
Sus rodillas resbalaron y cayó hasta casi tocar la alfombra, lanzando un pequeño grito. K la abrazó para sostenerla, pero ella lo arrastró hasta el suelo" (Franz Kafka, El proceso).

6 Comments:

  • At 9:56 AM , Blogger anais said...

    HOLA!
    1) Qué bueno que hayas vuelto a escribir aquí! Ya se extrañaban tus palabras.
    2) Qué bueno que hayas podido ir a Corsos Porteños! Espero que te hayan gustado, que hayamos -las Murgas, digo- alcanzado (y por quéno, superado) tus espectativas. Sería interesante que escribas algo y lo publiques aquí. Si de gastronomía cotidiana se trata, no ahy choripán más reic que el que se compra y se come es un Corso.

    3) Es verdad el tannat es un vino muy rico. Y, además, se consiguen a buen precio (uno que tiene una llamita en al etiqueta no creo que supere los $10)

    4) Cervezas... ¿A sí que hay una que se llama PATRICIA? Qué pena que en los Corsos y sus alrededores ya no pueda conseguirse cerveza (ni ninguna bebida alcohólica)... El Carnaval es la fiesta del exceso, y no podemos, si quiera, conseguir una cerveza...

     
  • At 5:29 PM , Blogger Fer Caleb said...

    anais: tengo muchas cosas de nuestro carnaval en la cabeza, seguramente volcaré algunas de ellas. Vi algunas murgas que estuvieron buenísimas, creo que una sola realmente me desilusionó y me fui para otro corso (tengo dos cerca). Y tengo un poquito de sabor amargo de que se critique a la murga porteña sin conocer de qué se trata. Vi, por ejemplo, comentarios bastante idiotas en Clarín diciendo poco más o menos que los corsos porteños eran una imitación burda del brillo del de Brasil... Date cuenta de la ignorancia de la comparación, cuando nuestra murga es culturalmente muy nuestra y no es imitación ni de la uruguaya ni de las escolas, no saben nada, no se ocuparon de mirar nada y opínan. Como vos decías, Rada cantó que "el carnaval pasa por aquí" refiriéndose a Uruguay, pero sin dudas también pasa por acá, con raíces propias. ¡Saludos!

     
  • At 7:32 AM , Blogger Gabrielus said...

    FER
    Qué pedazo de vacaciones te mando amigo!
    Creo que lo pasaste muy bien y en flia. como es mejor.
    Las cosas se mezclan para tener la variedad necesaria, si no, todo sería aburrido, no?
    Cerveza la dejé!!
    Pero... hoy tengo una fiesta con un barril!! Y qué hago?? Encima hace un calor terrible acá!
    Espero que no me haga tan mal... jejeje
    Anda a mi blog que hay un homenaje para vos y todos mis amigos!
    Buena canción y esuchá si podés.
    Abrazo!

     
  • At 8:30 AM , Blogger Fer Caleb said...

    gabrielus: dejar la birra no es, digamos, abandonar la heroína... Si no llegaste a la cirrosis ¡Qué te hace algún litrito más de vez en cuando!

     
  • At 7:58 AM , Blogger Lis said...

    salú por tu regreso!
    los carnavales y la celebración de la vida,las murgas y los colores acompañan los regresos...

    abrazo de partida...

     
  • At 8:28 PM , Blogger Fer Caleb said...

    lis: los regresos y las partidas... ¡Saludos!

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home